No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

Alemania: el gobierno busca incentivar el ahorro de gas

El ahorro de gas en la industria se incentivará a cambio de una retribución para que se ponga a disposición de la calefacción de los hogares, según fuentes del Ministerio de Economía y Protección Climática.

Alemania: el gobierno busca incentivar el ahorro de gas

Alemania: el gobierno busca incentivar el ahorro de gas

El Gobierno alemán puso hoy en marcha un sistema de incentivos a la industria para que ahorre gas, el mismo día a partir del cual se podrán volver a conectar a la red cinco centrales eléctricas alimentadas con lignito (carbón mineral).

Se trata de un tercer componente de los planes del Gobierno para mejorar las provisiones para el invierno, en medio de una crisis energética provocada por la guerra de Rusia en Ucrania, indicaron las autoridades.

En el futuro, los cuellos de botella en la red de gas se resolverán en primer lugar mediante la renuncia de los clientes industriales a parte del volumen de gas al que tienen derecho.

De este modo, el gas podría estar disponible en la red convencional y no habría que recurrir a las instalaciones de almacenamiento para la estabilización del suministro.

A cambio de ceder una parte del combustible, los clientes industriales serán compensados según los precios del mercado, que suelen ser más altos que los que pagan por el gas ellos mismos.

En este contexto de ahorro energético y búsqueda de fuentes alternativas al gas con el fin de reforzar la seguridad del suministro eléctrico, las empresas energéticas alemanas RWE y Leag tienen a partir de hoy la posibilidad legal de volver a poner en marcha más centrales eléctricas de lignito.

En principio, se les permite volver a ser puestas en funcionamiento por un periodo limitado hasta el 30 de junio de 2023.

Las centrales de lignito pretenden ayudar a reducir el uso del gas natural en la actual crisis energética.

Comentarios