No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Ciencia

¿Qué es estar emocionalmente “desregulado” y cómo se resuelve?

En esta nota, el psicólogo Alexis Alderete habla sobre el escaso control de las emociones y las habilidades que ayudan a gestionarlas.

¿Qué es estar emocionalmente “desregulado” y cómo se resuelve?

¿Qué es estar emocionalmente “desregulado” y cómo se resuelve?

Estar emocionalmente "desregulado" se trata de un escaso control de las emociones en un determinado momento y una gran dificultad para volver a un estado de calma; además de no contar con las herramientas y habilidades para gestionar las mismas.

Las emociones nos ayudan a organizar nuestras experiencias, son un sistema importante en nuestro cerebro para clasificar y ordenar la memoria, y además son fundamentales para transmitir cómo nos sentimos en determinado momento a las personas que nos rodean y a nosotros mismos.

Las personas que presentan desregulación emocional tienen las siguientes características:

  • Alta sensibilidad a los estímulos emocionales. Son personas que reaccionan de una manera desproporcionada y rápida antes situaciones que otras personas no le generan malestar o molestias.
  • Mucha intensidad en las emociones. Tienen respuestas emocionales o sus estados de ánimo son demasiado intensos, exagerados o inadecuados respecto del evento desencadenante.
  • Lento regreso al estado de calma. Todas las emociones son como una curva que termina por descender. Usualmente pasamos de una emoción a otra con agilidad, pero para algunos esto no es así, sino que tienen dificultad, es lenta la vuelta al estado de calma.

¿Cómo se resuelve? Las personas con esta problemática deben ser entrenadas y aprender a gestionar sus emociones, así como diversas habilidades para poder tener una mejor calidad de socialización con las demás personas. Se empieza reconociendo la emoción que uno está atravesando en un momento determinado o experimentando, para luego reducir los estímulos emocionales relevantes que pueden reactivar y exacerbar la emoción en curso.

Hay cuatro habilidades para aprender a modular y gestionar las emociones en determinados momentos:

  • Inhibir las conductas que sean inapropiadas que son generadas por la alta intensidad de las emociones.
  • Aprender a regular las respuesta fisiológica durante determinadas situaciones de desborde emocional. Aprender a entender cómo funciona nuestro cuerpo y mal interpretar determinadas respuestas corporales (como sudoración en las manos o aceleración del corazón).
  • Reenfocar la atención. Esto se logra a través de técnicas de mindfulness, para poder estar presente en cada momento y lograr llevar la atención para un objeto o situación más agradable que la emoción que se está atravesando.
  • Tener la capacidad de alcanzar cualquier meta independientemente de las emociones que vayan atravesando. Las personas con desregulación relatan que les resulta difícil alcanzar metas a largo plazo o de dificultad debido a los cambios de ánimo y emociones por las cuales atraviesan a diario.

Alexis Alderte (@holapsicologo), Licenciado en Psicología, egresado de la Universidad del Salvador, especialista en Trastornos de Ansiedad y Entrenamiento en Habilidades.

 

Comentarios